DECRETO LEGISLATIVO DEL 15 DE OCTUBRE DE 1867 FUNDANDO LA JUNTA UNIVERSITARIA DEL GUAYAS

EL SENADO Y LA CÁMARA DE DIPUTADOS EN EL ECUADOR,
REUNIDOS EN EL CONGRESO


CONSIDERANDO:

1. Que los establecimientos de instrucción pública secundaria y superior de la provincia del Azuay y Guayaquil han llegado a progresar de manera muy notable.
2. Que, contando dichas provincias con un número competente de profesores versados en las cinco Facultades de que habla el Art. 33 de la Ley Orgánica de Instrucción Pública, pueden crearse muy bien corporaciones autorizadas para conferir los grados académicos a las personas que pretendan
obtenerlos;
3. Que la creación de estas dos corporaciones no pueden menos de ser ventajosas al incremento de las luces; pues facilitará la consecución de las respectivas condecoraciones a muchos individuos que al presente no pueden alcanzarlas por no contar con los medios necesarios para hacer un largo y dispendioso viaje a la capital de la República;

DECRETAN:

Art 1.- Se establece en cada una de las capitales de las provincias del Azuay y Guayaquil una junta o corporación compuesta de los superiores y catedráticos de los respectivos colegios seminario y nacional, organizada en la forma que los mismos superiores y catedráticos acordaren; la cual podrá conferir todos los grados académicos a los individuos que los soliciten, procediendo de conformidad con las disposiciones de la Ley Orgánica de Instrucción Pública.
Art 2.- Si entre los superiores y catedráticos de los sobredichos colegios no hubiere el número suficiente de profesores en alguna Facultad, podrá completarse dicho número, llamando ocasionalmente a otros profesores graduados en la materia.
Art 3.- Los gastos que fueren necesarios para la creación y sostenimiento de las dos corporaciones expresadas, serán costeados por los respectivos colegios, tomando la cantidad correspondiente del fondo que produzcan los derechos de grados.
Art 4.- Todos los que aspiren a las condecoraciones académicas en cualquiera de las cinco Facultades reconocidas por la ley, son libres para obtenerlas en la Universidad Central de la República, o ante las corporaciones de Cuenca y Guayaquil, presentándose con los comprobantes auténticos de haber terminado sus cursos en la manera prescrita por la Ley Orgánica citada y por el Reglamento General de Instrucción Pública.
Art. único.- A más de los comprobantes de que habla el artículo anterior, se presentarán un certificado de buena conducta conferido por la autoridad del lugar de la residencia del que pretende el grado, y otros de no haber sido reprobado por ninguna corporación universitaria en el examen relativo al grado que se pretenda.
Art. 5.- Los derechos que, según el Art. 47 de la antedicha Ley Orgánica, se satisfacieren por los aspirantes a grados, serán divisibles, por mitad, entre los dos colegios seminario y nacional de cada una de las enunciadas provincias.
Art. 6.- Las corporaciones que se crean por esta ley, podrán conceder la dispensa total o parcial de los derechos de grado a las personas que, por circunstancias muy especiales, lo merezcan, según la Ley Orgánica de Instrucción Pública.
Art. 7.- Los grados conferidos por las corporaciones universitarias del Azuay y del Guayas, se equipararán a los grados conferidos por la Universidad Central de Quito y surtirán los espacios conforme a las leyes y a los tratados preexistentes.
Dado en Quito, capital de la República, a quince de Octubre de mil ochocientos sesenta y siete.
El Presidente del Senado, PEDRO CARBO.- El Vicepresidente de la Cámara de Diputados, ANTONIO FLORES.- El secretario del Senado, JAVIER ENDARA.- El Secretario de la Cámara de Diputados, PEDRO ANTONIO SÁNCHEZ.
Palacio de Gobierno en Quito, a 18 de Octubre de 1867.- Ejecútese, JERÓNIMO CARRIÓN.- El Ministro de Interior, RAFAEL CARVAJAL.