“Todo lo malo se pega”

Cuando el Rector dijo en sesión del HCU: “TODO LO MALO SE PEGA”, no pensamos que en poco tiempo, íbamos a corroborar la frase de una manera fehaciente y, lo peor, de la manera más horrible. En la calle al pie de las facultades de Jurisprudencia y Filosofía, los cuidadores de carros que por ese sector trabajan, han convertido la calzada en un lugar poco agradable a la vista de las personas que pasan por el mencionado lugar. Como en los tiempos del descuido municipal la Ciudadela Universitaria presenta un aspecto deplorable, por los maderos, sillas destrozadas, que ponen junto a las aceras los cuidadores, para reservar el estacionamiento de los vehículos. Seguramente con la complicidad de algún conserje que les proporciona la silla desechada en la facultad. En todo caso, creemos que alguien debería poner orden.